comiendo la polla a su hermano en los reservados

En mi despedida de soltera mi hermano me llevó a los reservados, aún no sé como surgió, pero acabé comiendole su gran polla y disfruté tragando leche, un día extraño pero inolvidable.