visita al ginecologo y la cura follando

Cuando esta rubita fué a su revisión ginecológica anual, su médico habitual estaba de vacaciones y su sustituto era un maduro bien plantado y simpático. A ella le puso cachonda ver cómo la trataba y le dijo que se desnudara, cuando se sentó en la silla él comprobó dónde tenía el dolor y empezó a masajearle el coño, lo que se convirtió en una masturbación y seguidamente en un polvazo.