pajeado por su vecina la tetona

Quién iba a decir que esta rubia tetona con cara de vinagre, que vive al final de la calle y que apenas te saluda cuando te ve, iba a hacer unas pajas tan magníficas...