sexo extramatrimonial con una veinteañera

Pues no sabe nada este tío, bien que ha sabido buscarse a un auténtico pibón para poner los cuernos a su mujer, y además con sólo 21 añitos; vamos, toda una perita en dulce.